viernes, 9 de junio de 2017

DIY con más de 5 usos en 5 pasos: mantón-poncho

Algunos pensarán que llego tarde para los complementos de flamenca pero este año en Granada la feria es del 10 al 17 de junio y no tenía esta prenda lista antes.
DIY; outfit flamenca personalizado;
Así que, a los que os llega tarde para vuestros looks de fiesta flamenca, podéis ir tomando nota de los otros usos de este DIY o guardarlo para el año que viene.
Me he hecho un poncho estilo mantón porque, una que es friolera, pensó que un mantón sería ideal cuando refresca si tapase lo mismo por delante que por detrás. ¿Como? Pues dándole forma de poncho. Y así surgió esta prenda que seguro que acaparará todas las miradas. ¿Por innovadora o por extravagante?

5 PASOS SENCILLOS


Es un complemento estiloso, con diseño y muy versátil. Como, además, es muy sencillo de confeccionar, os cuento en esta publicación el paso a paso para que llevéis a cabo vuestro propio DIY. Si alguien necesita más información o echa de menos un tutorial en toda regla como para la faltriquera del año pasado no tiene mas que dejarme los comentarios y lo vemos.
DIY; mantón poncho; paso a paso; tutorial
  1. Cortar un cuadrado de 1m * 1m. 
  2. Rematar todo el filo u orillo.- Yo lo hice con repulgo en la remalladora u overlock. En este caso lo hice en bicolor porque me apetecía darle un toque de claridad. También se puede rematar el filo con un dobladillo para un acabado más clásico o si no tienes remalladora.
  3. Coser por encima del remate el fleco, yo encontré uno de un color parecido. Me hubiera gustado darle un toque de color también con los flecos pero no he encontrado ningún otro color que, siendo de la gama de los de mi vestido, combine bien con el tono de tela de punto que he usado para confeccionar este mantón con forma de poncho. Seguiré buscando y así el año que viene renuevo mi mantón poncho.
    DIY; medida cuello; tutorial: paso a paso
  4. Sonia Leyva, mi actual profe de corte y confección me ayudó con el escote: el ancho es la medida desde el centro del cuello hasta antes de la prominencia del hombro,. Ya que más ancho se desbocaría y sería muy incómodo. La bajada fue de 2-3 cm. Pero una vez probado, le agrandamos el escote por delante (más bajo). Para cortarlo se dobla la tela por la mitad formando un triángulo y luego otra vez por la mitad uniendo las dos esquinas opuestas del triángulo que nos ha salido.
    DIY; tutorial: medidas cuello; paso a paso
    Entonces hay que marcar en la esquina donde están todas las dobleces (ningún filo) el ancho y el alto y
    unir en forma curvada. Cortar.
  5. Para rematar el cuello, usé también el repulgo. Esta vez sólo de un color porque no se va a ver, y le hice un pequeño dobladillo. Se puede hacer también directamente con dobladillo o, según el tejido, dejarlo sin rematar. 


Fijaos en que los tutoriales o paso a paso de los DIY que comparto son muy sencillos, que sólo es necesario tener una máquina de coser baratita como la mía para conseguir resultados máximos. Incluso esta prenda se podría hacer sin problema a mano. Lo que quiero es que os sintáis a gusto con lo que lleváis y, en este caso, lo que hacéis vosotros mismos.

5 USOS O MÁS


Este mantón poncho sirve para cualquier talla y cualquier edad, incluso para hombre. Sólo hay que ajustar el largo recortando el cuadrado más o menos grande según el gusto y la necesidad. Además es muy ponible:
  1. Para flamenca como el que he detallado en este tutorial.
  2. Es ideal para un poncho playero, rematado con madroños o borlas (que son tendencia en este tipo de prendas) o haciendo los flecos con la misma tela (como en las camisetas), que se puede hacer muy bien con punto de algodón, dejándole el largo de más para el largo de los flecos e incluso adornándolos con cuentas.
  3. Para invierno, de punto de lana son muy calentitos y los podemos usar encima de las chaquetas, que son prendas que no suelen ser cómodas con abrigo encima por el lío de hombreras, entre otros. Para este tipo recomiendo hacerlo más largo y, por tanto, más abrigadito y, como en los otros casos, podéis rematarlos con bies, cintas, borlas, … Por cierto, la friolera (o sea, yo) usa los ponchos encima de los abrigos con relleno, (sí, esos tipo michelín).
  4. Se puede usar para outfits de celebraciones en sustitución al típico chal. En este caso podemos usar el tejido del vestido o pantalón o una seda o gasa, y quedará de lo más festivo con aplicaciones de cuentas o lentejuelas.
  5. También en nuestro look diario sustituyendo a la chaqueta o el sueter.
En resumen, un prenda 100% personalizada y personalizable, que es mejor hacerla con tejidos flexibles y que pesen un poco para que no se queden con vuelo. Aunque ésto último se puede solucionar rematándola con cosas que pesen como las cuentas  de madera.